El martes 27 de febrero abría otra jornada apasionante de The Cloud League y lo hacía con algunos partidos que llamaban al espectáculo.

Entre ellos, Miracle de San Sebastián se medía a un MAD Lions Academy completamente al alza y en búsqueda y captura del primer puesto. Los chicos del conjunto vasco buscaban reafirmar la mejora que venían mostrando, pero el equipo de la capital española peleó de forma sólida y contundente, asestando un zarpazo a la clasificación. Koldo sería el MVP de la partida, mostrando un Zac muy peligroso.

Por su parte, Deportivo Alavés y Xtreme R3X se enfrentaban en una lucha de urgencias. El equipo gaditano parecía estar encontrando su juego en las últimas semanas y el Alavés parecía un equipo asequible para tratar de constatar esa mejoría. Así fue, Xtreme R3X se mostraba muy superior en la Grieta y el conjunto vitoriano seguía una semana más sin puntuar.

Ya en el miércoles, teníamos dos partidos donde dos de los favoritos al título medían sus fuerzas contra equipos, a priori, más débiles. Wild Gaming, invicto aún en la competición, conseguía llevarse una victoria fácil sobre Giants, gracias en gran parte a la combinación Almo-Carbono y al continuo ‘campeo’ sobre el jugador del conjunto malagueño Oskar. Fenix por su lado, se enfrentaba a Ecorp en el que sería el partido más espectacular de la jornada. Debido a unos fallos de conexión, Fenix se veía obligado a jugar gran parte del encuentro con 4 jugadores, situación que Ecorp se vio incapaz de aprovechar para sumar su primera victoria.

Llegados al jueves, cerraban la jornada Valencia contra Ramboot y Movistar Riders contra Baskonia. El derbi valenciano se resolvió rápido y Ramboot mostró su imagen habitual que les sitúa en los puestos bajos de la clasificación. Destacable la actuación del adc del Valencia, Corvo, mostrando un juego sólido y un gran posicionamiento en peleas grupales. Finalmente, pese a los cambios en Baskonia, Movistar Riders Academy seguía demostrando un gran nivel, aún invictos como Wild, y conseguían llevarse el gato al agua en una partida más fácil y rápida de lo esperado.